Entrevista

Florencia Malbran & Kevin Mancera

F.M.- Kevin, tu obra explora sistemas de clasificación (listados, compilaciones, registros diarios o semanales), invitándonos a analizar los criterios con los cuales ordenamos la realidad. ¿Cómo se relaciona esta exploración con la obra que estás preparando para el Salón?

K:M.- Siempre me ha gustado hacer listas. Algunas se han transformado en proyectos y otras simplemente me ayudan a organizar mis días. Lo que me atrae de estas formas de clasificación es entender de diferentes maneras lo que me rodea, pues se descubren una gran cantidad de relaciones en donde aparentemente no existe ninguna. El trabajo que estoy realizando para el Salón se basa en una lectura cuidadosa de un viejo diccionario Larousse que tengo en casa y de donde he sacado un listado de palabras relacionadas con el ocio, el tiempo y el trabajo.

F.M.- Mi impresión es que el proyecto que estás preparando para el Salón gira en torno a una pregunta central: ¿Perder el tiempo es ganarlo?

K.M.- Creo que esa es una pregunta que uno tiene en la cabeza desde que empieza a estudiar Arte. ¿En realidad lo que uno hace es ocio o es un trabajo? Me llevó muchos años quitarme esa pregunta de la cabeza; prefiero entender mi trabajo como una simple ocupación doméstica. Pero como estamos dentro de una cultura que está continuamente midiendo resultados y contabilizando los tiempos de producción… Entonces claro, el ocio se convierte en un tema muy importante. Así que el proyecto es en ultimas una invitación a perder el tiempo deliberadamente, dentro o fuera de la sala de exposición. La frase "Aproveche el tiempo" es un desafío hacia nuestro propio tiempo.

F.M.- Mencionaste al escritor francés Georges Perec como una influencia importante al describir tu obra para el Salón. Perec puso en jaque las reglas de la literatura, trabajando con restricciones, burlando el sistema de la gramática. ¿Podrías explicar esta influencia? ¿Compartís esta preocupación por la experimentación y el quiebre de las normas?

K.M.- Por un lado siempre he tenido una gran dificultad para abordar la escritura, pero también termino incluyendo en mis proyectos la escritura y las palabras como parte fundamental. Pensando en el tiempo y el ocio, me acordé de la pasión que tenía Perec por los crucigramas. Yo nunca he podido resolver uno completo y creo que es un lindo ejercicio invertir el tiempo rellenando una retícula con letras. Más que pensar en romper alguna regla o tratar de llegar a cosas nuevas, me siento mas cómodo ajustando mis ideas a lo que ya existe. Entonces, para contestar tu pregunta, creo que la relación estaría en el gusto por hacer listas y jugar con el resultado de éstas.

< Volver

aaaa